El asombroso poder del enfoque

Decidir que hacer es tan importante como decidir que no hacer. Me hubiera gustado conocer antes el asombroso poder que tiene el enfoque.

Uno de los típicos errores de los emprendedores (y uno con los cuales sigo luchando) es, no enfocarse en una sola oportunidad de negocio.

En primera instancia, un emprendedor debe aprender a decir que no y saber elegir sus batallas. Debe aprender a ser persistente y enfocarse en un solo negocio y su objetivo debe ser llevarlo al éxito.

Un emprendedor es como un adolescente: inquieto, impetuoso, romántico, entusiasta, alocado, cada día tiene nuevas ilusiones, mejores que las de ayer. Para que el emprendedor tenga éxito, debe madurar y convertirse en “adulto”. Tomar una sola idea de negocios y casarse con ella. Darle duro hasta que convertirla en una gran empresa

Saltar de un producto a otro, de una empresa a otra, de una industria a otra o incluso tener varias empresas o una que haga muchas cosas no conduce al éxito. Dispersarse es uno de los típicos errores de los emprendedores.

Enfocate, enfocate, enfocate. Elige a tu musa. Haz una sola cosa. Conviértete en el mejor en eso, hazlo crecer, no mires a los lados, no mires arriba. Obsesionate.

Los emprendedores mas exitosos son aquellos que se enfocan en una empresa a la vez, se vuelven obsesivos con el negocio que han elegido y no descansan hasta hacerlos un exito.

El primer paso para enfocarte es tomar decisiones. Las decisiones que tomes hoy molderan tu futuro mas adelante.

Deja un comentario